20150903002351-juan-de-valdes-leal-la-procesi-n-de-santa-clara-con-la-sagrada-forma.jpg

          Juan de Valdés Leal es sin duda uno de los pintores más afamados de la escuela sevillana del Siglo de Oro. Nacido en Sevilla en 1622, se trasladó pronto a la ciudad de Córdoba donde al parecer se formó como artista entre fines de la década de los treinta y principios de los cuarenta. Desconocemos quien fue exactamente su maestro aunque al menos sí que se notan en sus cuadros influjos de varios pintores cordobeses y sevillanos, como Antonio del Castillo, Juan de Uceda, Francisco Varela, Francisco de Herrera el Viejo y Francisco de Herrera el Joven.

           Pese a la enorme revalorización que ha experimentado a lo largo del siglo XX, especialmente a partir de la publicación de los trabajos de José Gestoso y Celestino López Martínez, todavía hoy es posible encontrar manuscritos inéditos sobre su vida y su obra.

           De todas las obras conocidas de su periodo de juventud, los lienzos pintados para el monasterio de Santa Clara de Carmona (Sevilla), realizados cuando contaba con tan solo 31 años, son su primera gran empresa pictórica donde hizo gala por primera vez de un gran empeño creativo.Se trata de una suma de lienzos en los que el pintor sevillano se muestra inmerso en un barroco impetuoso, evocador del espíritu rubeniano y berninesco (Pérez Calero, 1991).

           Desgraciadamente, los problemas económicos sufridos por las monjas franciscanas carmonenses a raíz de los procesos desamortizadores del siglo XIX provocaron que los lienzos fuesen vendidos en 1910 al erudito y arqueólogo Jorge Bonsor y retirados de su lugar original en los paramentos de la capilla carmonense. De manera que la dispersión ha provocado la pérdida de la coherencia iconográfica de la posición del conjunto. Se trataba de seis telas, cuatro conservadas actualmente en el Museo March de Palma de Mallorca y las dos restantes el de Bellas Artes de Sevilla. Concretamente los temas eran los siguientes: El obispo de Asís entregando la palma a Santa Clara, la Profesión de Santa Clara, el milagro de Santa Inés, la procesión de Santa Clara, la retirada de los Sarracenos y la muerte de Santa Clara.

           Pues bien, todo este conjunto de óleos se consideraba salidos del taller de Valdés Leal exclusivamente por comparación estilística y porque uno de ellos estaba firmado y fechado en 1653. Sin embargo, se desconocían múltiples aspectos relacionados con estas pinturas, como la fecha exacta del contrato, el tiempo que se empleó en su ejecución, el lugar donde fueron pintados, etc. La aparición de este documento en el Archivo de Protocolos de Carmona dio respuesta a la mayor parte de estas interrogantes. El contraro se firmó en Carmona el 1 de diciembre de 1652. El pintor declaró ser vecino de Sevilla en la collación de Santa Marina y el plazo de entrega se fijó en dos meses a partir de la fecha de la carta. Un período extremadamente breve para un conjunto de varios lienzos de bran formato y de un gran acabado técnico y estético. El precio total se fijó en 3.300 reales, de los que 1.400 se abonaron en el mismo momento de la firma de la carta.

           En resumen, un valioso documento que aporta luz a una de las mejores obras de la etapa de juventud del gran pintor sevillano, uno de los más representativos de la pintura barroca española.

 

APÉNDICE DOCUMENTAL

 

          Obligación, el convento de Santa Clara contra Juan de Valdés, pintor, Carmona 1 de diciembre de 1652.

 

 

          "Sepan cuantos esta carta vieren como yo Juan de Valdés, maestro pintor, vecino de la ciudad de Sevilla, collación de Santa Marina de ella, otorgo y conozco en favor del convento y monjas de Santa Clara de la ciudad de Carmona que me obligo de hacer y pintar para la iglesia del dicho convento los dos arcos colaterales de la Historia de Santa Clara que ha de ser en lienzo, en la forma que está tratado y conferido con el dicho convento y monjas. Y lo ha de acabar dentro de dos meses que corren y se cuentan desde hoy dia de la fecha de esta escritura y por la cuarta parte de pago confieso haber recibido mil y cuatrocientos reales a cuenta de los tres mil y trecientos en que fueron concertados con el dicho convento que me han de dar como fuere haciendo la obra que han de irme dando dinero de forma que al fin del dicho tiempo me han de acabar de pagar la dicha cantidad y de la dicha cantidad otorgo carta de pago y me doy por entregado de ellos y de los dichos mil y cuatrocientos reales con lo que renuncio la ejecución de la innumerata, pecunia y leyes de la entrega, prueba del recibo como en ella se contiene y si así no hiciere y cumpliere lo contenido en la dicha escritura pueda buscar el dicho convento otro maestro del dicho oficio que le acabe y por lo que más le costare y recibido no ha de poder enviar y ejecutar a la dicha ciudad de Sevilla ni a otra parte donde estuviere y mis bienes y a la persona que a él le refiere me obligo de le dar y pagar quinientos reales de salario en cada un dia de todos los que se ocupará en la ida, estancia y vuelta las veces que fuere necesaria hasta la real paga todo lo que él pagare como lo principal con solo declaración y juramento de la parte del dicho convento o de quien su causa hubiere en que ha de quedar y queda diferido sin otra prueba de que en ello y para ellos y al cumplimiento obligo mi persona y bienes habidos y por habery doy poder cumplido bastante a las justicias y jueces de Su Majestad para la ejecución de ello y en él por oficiales de la ciudad de Carmona cuyo fuero y jurisdicción me someto con mi persona y bienes solo en razón declararme como declaro que ...

          Hecha la carta en Carmona en fecha un día del mes de diciembre del seiscientos y cincuenta y dos años y el dicho otorgante lo firmó y presentó por testigos de su conocimiento a Diego Muñoz y Agustín Franco vecinos de Sevilla estantes en esta ciudad los cuales debajo de juramento que hicieron en forma de derecho dijeron que conocen al dicho Juan de Valdés y que es el contenido que otorgó la escritura pública siendo testigos el licenciado Juan Moreno y el licenciado Francisco Romero y Francisco Nolda, vecinos de Carmona.

 

(A.P.C. Escribano Francisco Muñoz de Alanís, 1652, ff. 620-620v).

 

PARA SABER MÁS:

 

GESTOSO Y PÉREZ, José: Biografía del pintor sevillano Juan de Valdés Leal. Sevilla, 1916.

 

LÓPEZ MARTÍNEZ, Celestino: Valdés Leal. Sevilla, 1922.

 

VALDIVIESO, Enrique: Historia de la pintura sevillana. Sevilla, Ediciones Guadalquivir, 1992.

 

VILLA NOGALES, Fernando y Esteban MIRA CABALLOS: “Un documento inédito sobre el pintor Valdés Leal”, Archivo Español de Arte Nº 295. Madrid, 2001, pp. 299-301.

 

ESTEBAN MIRA CABALLOS

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.