20150827080725-281.jpg

        En el día de ayer, me salió a la palestra este documento no único pero tampoco frecuente, sobre un esclavo de Ribera del Fresno (Badajoz) que fue donado por su dueño a servir en las minas de azogue de Almadén. Fue su propio dueño, Fernando de Brito Lobo y Sanabria el que lo denunció a las autoridades. Al parecer había mantenido una relación carnal con la sirvienta de la casa, contraviniendo el sexto mandamiento de la Ley de Dios: “No cometerás actos impuros”. Tras denunciarlo fue encerrado en la cárcel real de Ribera y poco después, donado por su dueño a servir durante tres años en las temidas minas de mercurio de Almadén. Se supone que ello le debía servir de escarmiento.

        Una medida extremadamente cruel e injusta por dos motivos: primero, porque el esclavo no hizo más que mantener una relación secreta con una sirvienta, algo que tenía prohibido, pero que no dejaba de ser natural en un chico de 25 años. Segundo, porque los propios dueños contravenían el sexto mandamiento cada vez que le daba la gana, teniendo incluso hijos con sus esclavas, ante la connivencia de todos. Y tercero, porque era casi una condena a muerte, pues la supervivencia media en Almadén se situaba entre los tres y los cuatro años. Así que no sabemos si el pobre esclavo Antonio José , mulato de 25 años sobrevivió a tal condena.

Sorprende la dureza del dueño, Fernando de Brito ya que éste liberó altruistamente a al menos tres esclavas, a saber: A María Ana el 20 de marzo de 1749, a Anselma Lucía el 18 de agosto de 1749 y a María candelaria el 4 de febrero de 1754. Pero, en realidad, este tipo de abusos era común en una sociedad que se basaba en la desigualdad por nacimiento entre los seres humanos.

 

 

Carta otorgada por Fernando de Brito Lobo y Sanabria, 26 de mayo de 1751.

 

 

        En la villa de Rivera, a veintiséis días del mes de mayo, año de mil setecientos cincuenta y uno, ante mí el escribano de su Majestad público y testigos pareció don Fernando de Brito Lobo y Sanabria, vecino de ella que doy fe Conozco y dijo tiene por suyo propio un moreno esclavo sujeto a perpetua servidumbre, llamado Antonio José, de edad de veinticinco años, el cual con poco temor de Dios y en menosprecio de el respeto y veneración que debiere tener a la casa de su señor, fue aprehendido con una criada de la misma casa, cometiendo culpas contra el sexto precepto de sus santos mandamientos. Y averiguado por los antecedentes, parece había tiempo permanecía en esta incontinencia por lo que mandó ponerlo preso en la cárcel real de esta villa donde se halla. Y para que le sirva de enmienda y a otros de ejemplo, desde luego en la mejor forma que puede y ha lugar de derecho, siendo cierto y sabedor del que en este caso le pertenece, otorga que el dicho su esclavo lo cede a Su Majestad para que le sirva en los trabajos de sus reales minas de Almadén del azogue, por tiempo y espacio de tres años, que han de empezar a correr y contarse desde el día que entre en ellas, para lo cual se le formará asiento. Y cumplidos que sean protesta se le entregue para que continúe su servidumbre, repasándose del dominio y señorío que sobre el dicho esclavo tiene y le pertenece, cediéndolo por el dicho (fol. 324r) tiempo en su servicio como queda dicho, haciendo y otorgando esta escritura, con todas las cláusulas y circunstancias y requisitos que de derecho sean necesarias para su mandato, validación y firmeza y para ello obliga todos sus bienes y rentas con poder que da a las justicias y jueces de su Majestad para que le apremien a su cumplimiento, como por sentencia pasada en autoridad de cosa juzgada sobre que renuncia todas y cualesquier leyes, fueros y derechos de su favor y la general, en forma, en cuyo testimonio así lo otorgo y firmo, siendo testigos don Mateo López Barragán, presbítero, don Juan Lorenzo Pérez y Clemente de la Rocha, vecinos de esta dicha villa. Firma: don Fernando de Brito Lobo y Sanabria. Ante mí Pedro Hernández Azulado (fol. 324v).

(A,M.A. Ribera del Fresno, Pedro Hernández Azulado 1751, fols. 324r-324v)

 


ESTEBAN MIRA CABALLOS

Comentarios  Ir a formulario

gravatar.comAutor: Francisco Cerrato

Muy interesante; conocía pocos casos de estas condenas de esclavos. Gracias por compartirlo.

Fecha: 01/09/2015 10:00.


Añadir un comentario



No será mostrado.