20140904172334-iglesia-regina-angelorum.jpg

        

        En una sociedad machista, donde la mujer se educaba para servir a un hombre las que no lo encontraban tenían muchas papeletas de acabar en un convento, como le ocurrió a Leonor de Ovando. Una vez recluidas en un cenobio, su vida social se tornaba extremadamente limitada y también las posibilidades de desarrollar alguna capacidad o algún don literario, artístico o científico. En este ambiente hostil a cualquier forma de libertad creativa se desenvolvió Leonor de Ovando y pese a ello, hay pruebas suficientes para pensar que tuvo una excepcional capacidad poética.

        Era una criolla, nacida en Santo Domingo en el seno de una familia acomodada de orígenes extremeños. Tuvo al menos tres hermanos, según se desprende de su correspondencia con Eugenio de Salazar. Profesó en el monasterio dominico de Regina Angelorum de su ciudad natal. Debió ser de las primeras profesas, porque la licencia Real la obtuvieron en 1557, trasladándose allí las primeras religiosas en 1560.

No había terminado de construirse su capilla cuando, en 1586 el corsario inglés Francis Drake lo destruyó. Sus religiosas, entre ellas doña Leonor de Ovando, que ya contaba con 46 años, se vieron obligadas a abandonar su clausura y huir al interior de la isla. Cuando el corsario se marchó, tuvieron que vivir casi de la caridad de los vecinos durante varios años. Todavía, en 1599, estaban los muros del templo alzados a mitad de altura.

De su producción poética conocemos muy poco: apenas cinco sonetos y algunos versos sueltos, suficientes para verificar su extraordinaria capacidad literaria. Están relacionados con el amor a lo divino, como no podía ser de otra forma. Una muestra de su producción es el siguiente poema: Y sé que por mí sola padeciera/ y a mí sola me hubiera redimido/ si sola en este mundo me criara.

Según Mayoralgo y Lodo, en la Academia de la Historia se conserva la correspondencia poética que intercambió con Eugenio de Salazar. Sor Leonor de Ovando es considerada como la más antigua poetisa del Nuevo Mundo.

 

PARA SABER MÁS:

 

GONZÁLEZ OCHOA, José María: Quién es quién en la América del Descubrimiento, Madrid, Acento, 2003.

 

MAYORALGO Y LODO, José Miguel de: La Casa de Ovando (estudio histórico-genealógico), Cáceres, real Academia de Extremadura, 1991.

 

UGARTE, María: Iglesias, capillas y ermitas coloniales, Santo Domingo, Colección Banreservas, 1995.

 

------ Estampas coloniales, Vol. I, Santo Domingo, Comisión Permanente de la Feria Nacional del Libro, 1998.

 

UTRERA, fray Cipriano de: “Sor Leonor de Ovando”, Boletín del Archivo General de la Nación, Nº 67-68, Santo Domingo, 1950-1951.

 

V.V.A.A., Personajes de la Historia de España, Madrid, Espasa Calpe, 1999.

 

 

ESTEBAN MIRA CABALLOS

Comentarios  Ir a formulario

gravatar.comAutor: Tirso Cabral

Gracias jóvenes por compartir tan interesante historia, precisamente estamos investigando se Leonor fallecio en santo domingo, su templo es lindisimmo y espectacular.

Fecha: 10/10/2015 21:13.


gravatar.comAutor: María Isabel Paredes Vera

Estoy hace años siguiendo la pista de una compañera (en el convento de Regina Angelorum ) de Dª Leonor de Ovando, se llamaba Dª Elvira de Mendoza, también poetisa. Tengo algunos datos pero muy escasos, y sobre su supuesta familia ¿Tienes noticias de ella?. Dicen que el hotel Dª Elvira, en la calle Padre Bellini, justo frente a Regina Angelorum, se levanta en la que fue su casa restaurada, me hospedé allí hace unos años. Ahora también es elconsulado de Bélgica.Saludos.

Fecha: 06/08/2016 21:53.


Añadir un comentario



No será mostrado.