20151015212944-las-tres-caravelas.gif

        Uno ya está un poco cansado de escuchar todos los años el mismo enfrentamiento entre los defensores de la leyenda rosa, que hablan de las virtudes, la lengua y la cultura superior que les legamos a los agradecidos indios y los de la leyenda negra que animan a avergonzarse por nuestro pasado genocida. Sin embargo, una entrevista sobre la cuestión que un periódico digital me ha realizado hoy me ha obligado a posicionarme. Así, que traslado mi opinión a mi blog.

        Las declaraciones de Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, del alcalde de Cádiz y de otros personajes públicos, en torno a la vergüenza que supone celebrar el genocidio del descubrimiento de América deben ser muy matizadas.

        Los que me conocen y leen saben que pocos historiadores como yo han escrito tanto sobre las atrocidades que perpetraron los conquistadores en la conquista de América. Aquello fue la invasión brutal de un continente como quedó bien reflejado en mi libro “Conquista y destrucción de las Indias” (Sevilla, 2009) al que remito. En América se cometió un etnocidio sistemático y puntualmente casos claros de genocidio. Dicho esto, conviene matizar todo esto:

        Primero, el descubrimiento en sí, no fue ningún genocidio. El 12 de octubre se conmemora la llegada de Cristóbal Colón y sus hombres a la isla de Guanahaní. No hay constancia alguna de que en dicha isla se cometiese ningún genocidio, ni tan siquiera la matanza de un solo taíno. Es más, allí reclutó el Almirante a un indio, al que bautizó y llamó Diego Colón, en recuerdo de su hijo mayor, y que regresó con él a España y vivió algunos años en Sevilla y en otras ciudades de España. En cualquier caso, el genocidio se produjo después, en la conquista, no en el descubrimiento.

        Segundo, las palabras de estos políticos, dichas así, no son ciertas porque dan la impresión que España ha sido la gran potencia genocida de la historia. Y eso es justo la tesis falsa de la Leyenda Negra que atribuye en exclusiva a España una forma cruel y despiadada de actuar, cuando en realidad se comportó igual que otras potencias antes y después. El sometimiento y hasta la masacre de los pueblos inferiores por los supuestamente superiores ha sido una constante a lo largo de la Historia desde la antigüedad al siglo XXI. No es que no hubiese genocidio sino que actuaron igual que España, pueblos de la antigüedad, como los asirios, los persas, los macedonios o los romanos, y en la Edad Moderna, los franceses, alemanes, ingleses, holandeses o portugueses por citar solo algunos.

        Tercero, todos los pueblos invasores han tratado de preservar la mano de obra para aprovecharse de su fuerza de trabajo. España también lo hizo, aprovechando la fuerza laboral en las zonas nucleares de América donde existían amerindios acostumbrados a trabajar dentro de una estructura estatal. Ahora bien, en aquellas zonas donde había indios nómadas o seminómadas, estos perecieron en muchos casos hasta la extinción sin que España hiciese nada para remediarlo. Los ingleses decían que el mejor indio era el muerto, pero porque en Norteamérica eran seminómadas y no eran útiles para el trabajo sistemático. Si hubiesen encontrado indios sedentarios seguro que también los hubiesen usado como fuerza laboral igual que hizo España.

        Y cuarto, sentir vergüenza por ese pasado, como sugiere la señora Colau, me parece que no es lo adecuado. Yo denunció en mis textos la violencia del pasado, pero con el único objetivo de asumirlo y de tratar de ser mejores en el presente y en el futuro. Del pasado no hay que sentir vergüenza, ni lástima; no sirve de nada lloriquear. Simplemente, se trata de desentrañarlo por duro que fuese, de asumirlo y de concienciarnos de la necesidad de construir un presente y un futuro más justo para todos.

        No creo que debamos sentir vergüenza de nuestro pasado, éste fue como fue y no pasa nada. La historia de la humanidad es un largo camino sembrado de cadáveres y de lo que se trata es de aprender de ello para algún día construir un futuro mejor para todos. Una cuestión muy diferente, discutible o debatible, es si se debe seguir manteniendo o no esa fecha como día de la Hispanidad. Si es necesario o no seguir haciendo desfiles militares o si hay que reformular el formato de fiesta nacional para tratar de integrar mejor a todos los que se sienten vinculados de una u otra forma a la hispanidad.

 

ESTEBAN MIRA CABALLOS

Comentarios  Ir a formulario

gravatar.comAutor: Miguel

Hola Esteban, totalmente deacuerdo con lo que has dicho. En cuanto a lo que hizo España también es verdad que entre las tropas españolas y los indígenas americanos existió mucho mestizaje, ya que fueron mayoritariamente hombres, con eso se salvó algo de la raza aunque fuera mezclándose. En norteamérica los que se desplazaban eran familias enteras por lo que no se mezclaron mucho con la población local y el exterminio fue aún mayor. Una cosa que me molesta cuando dicen "descubrimiento" es que existen pruebas genéticas y arqueológicas de que los vikingos llegaron a norteamérica como 500 años antes que Colón y se trajeron personas de allí y como prueban analisis genéticos realizados a la población de Islandia. También hay teorías(no sé si demostradas) de que los chinos también estuvieron antes, incluso se cree que Colón usó un mapa chino para desarrollar su teoría. Por otro lado Colón no era español(aunque todavía se discute) y el que le puso nombre al continente era italiano, por esto pienso que la corona española sólo puso el dinero y los medios y con esto no sé si podemos decir que España "descubrió" América. Corrígeme si me equivoco ya que aquí eres tú el experto. Un saludo y siempre encantado de leerte.

Fecha: 16/10/2015 19:11.


gravatar.comAutor: Esteban

Estimado Miguel: son muchas preguntas juntas quye serían largo de responder. Sí esa fue una diferencia, los conquistadores españoles eran hombres y no tuvieron reparos en mezclarse racialmente. Lo del descubrimiento, está claro que fue un redescubrimiento para Europa. Los vikingos estuvieron en Norteamérica en tiempos de Leiff Ericson, hay excavaciones arqueológicas que lo demuestran. También llegaron barcos africanos y por supuesto asiáticos. Los olmecas tienen esculturas de cabezas negroides, está claro que habían llegado subsaharianos antes. Colón redescubrió América. Este era genovés y Américo florentino, pero los descubrimientos fueron financiados por la Corona castellana y por la portuguesa. Saludos, y gracias por visitar mi humilde blog.

Fecha: 19/10/2015 08:54.


Añadir un comentario



No será mostrado.