POLÍTICOS, CORRUPCIÓN Y ALIENACIÓN

20130403110247-feo2.jpg

               Las situaciones tragicómicas que estamos viviendo en los últimos años parecen verdaderamente increíbles. Si me las hubieran contado hace un lustro no me las hubiera creído. Resulta que, por un lado, encontramos a algunos políticos –no pocos- que roban dinero, practican tráfico de influencias, se embolsan comisiones millonarias, se inventan ERES falsos, abren cuentas millonarias en Suiza, o heredan bienes de sus progenitores sin pagar el impuesto de sucesión. Y por el otro, a seis millones de parados que, en unos casos han perdido todo su nivel adquisitivo y, en otros, no tienen ni para alimentar a su hijos, personas que pierden sus hogares y miles de nuevos pobres que se tienen que acercar a comedores sociales para al menos tener una comida caliente al día. Hay asimismo miles de jóvenes, muchos de ellos bien preparados, que no encuentran salida laboral alguna; unos se quedarán en España, soportando situaciones de paro o trabajando por sueldos irrisorios, y otros, se marcharán al extranjero en busca del futuro que su tierra natal les negó. La juventud, que si que no tiene culpa de nada, va a pagar los platos rotos, de tanto político corrupto, de tanto banquero abusón y sinvergüenza y de empresarios tramposos que evaden sus impuestos.

Y ante toda esta situación, ¿qué hace el poder? Dicta una orden prohibiendo las manifestaciones a las puertas de las casas de los políticos, no vaya a ser que con tanto jaleo se les atragante el jamón de bellota o el caviar de esturión. Los indignados tan sólo pueden manifestarse en las puertas de las sedes de los partidos políticos, pero no frente a las casas privadas de los políticos, aunque sean corruptos.

Oiga, mire usted, me parece el colmo, que la gente haya sido atracada, apaleada, sacada a la fuerza de sus casas y encima se les prohíba ahora protestar. Es lo único que nos faltaba, que no podamos ir a gritarle al oído a corruptos con nombres y apellidos. Hombre, ¡venga ya! Los desahuciados, los desheredados, los nuevos pobres de solemnidad, tienen derecho a manifestarse pacíficamente cuantas veces quieran y donde quieran. Tienen derecho a no morir en silencio, tienen derecho a ser personas, tienen derecho a defender su dignidad, pese a su pobreza, y tienen derecho a denunciar a aquellos políticos que han causado directa o indirectamente su situación.

Lo único que falta ya es que el poder retome el discurso bíblico y nos digan que nos resignemos con nuestro triste destino, mientras ellos se forran. Eso de que los últimos serán los primeros ocurrirá, si ocurre, en el reino de los cielos pero no en este mundo terrenal en el que estamos aquí y ahora. Y aunque suena a frase trasnochada, de aquellos tiempos en los que el estado y la iglesia controlaban el poder, hay algo peor que todo eso, y es que les hagamos caso. Si eso ocurre habrán conseguido la mayor de las victorias, la alienación del pueblo. Entonces no habrá nada que hacer, todo estará perdido.

 

ESTEBAN MIRA CABALLOS

03/04/2013 10:58 Temas de Historia y actualidad #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: miguel

excelente observación, Esteban, me alegro de coincidir contigo.

Fecha: 13/04/2013 22:50.


gravatar.comAutor: Esteban

Gracias Miguel por dejar tu comentario. Sabía que estarías de acuerdo conmigo, o yo contigo.

Fecha: 15/04/2013 11:02.


gravatar.comAutor: Rsoiehj

Gracias

Los poderosos de este mundo tienen herramientas muy potentes y difundidas para controlar la mente de las personas, especialmente las mayores, los viejos. Ya con sólo las religiones (como la Iglesia Católica, que tanto daño ha hecho durante siglos en los países castellanoparlantes y otros, envolviendo un mensaje liberador de control, manipulación, ...- todo lo contrario-, metiendo la fe a la fuerza -aunque predican el amor ...-), la televisión (con su selección de noticias para meter miedo, bombardeo de anuncios para generar necesidades creadas e infelicidad que no se cura con la locura de consumismo que generan -con su consiguiente destrozo de la naturaleza-), revistas del corazón (con sus fantasías que idiotizan a sus "lectores" y hacen que malhechores de traje vivan a cuenta de gente que los financia a la vez que los critica), y medicinas (especialmente las psiquiátricas -en vez de curar a la gente la atontan ...-) tienen muchísimo trabajo hecho.

Participación libre en http://forosdehoy.com/showthread.php?t=5309

Fecha: 18/04/2014 16:43.


Añadir un comentario



No será mostrado.