20141224082655-guantc3a1namo-02.jpg

        La base naval y el centro de reclusión de presos talibanes de Guantánamo son bien conocidos. Estados Unidos estableció en la bahía de Guantánamo una base naval que perpetuó en el Tratado de 1903 por el que se estableció un arrendamiento perpetuo, firmado por el primer presidente insular Tomás Estrada Palma.

        Desde la Revolución Cubana, el régimen castrista ha pedido en diversos foros internacionales la revocación del tratado. Pero Estados Unidos no solo no ha abandonado la isla sino que desde 2002 ha convertido la base en un centro de reclusión de prisioneros, especialmente de talibanes, miembros de Al-Qaeda y del Estado Islámico. Y ello porque el país de las libertades interpreta que no es territorio estadounidense y, por tanto, les priva de los derechos de que gozan estos.

         Pero el objeto de este artículo es otro bien distinto; he publicado en varias ocasiones que el topónimo original no era Guantánamo sino otro más sonoro, Guantanabo o Guantánabo. Incluyo la duda sobre la tilde porque en la documentación antigua nunca se colocaba y no sabemos si era llana o esdrújula. Pero insisto, históricamente nunca existió una bahía ni provincia de Guantánamo sino el cacicazgo y la bahía de Guantánabo.

Su cacicazgo fue el más extenso e importante de la isla. Controlaba casi toda la región oriental de la isla, pues, también los territorios de Baní, Baraxágua y Çagua, dependían de él. De hecho, los documentos mencionan distintos pueblos ubicados con toda certeza en los territorios de Baní, Baraxágua y Çagua como dependientes del cacicazgo de Guantanabo. Sin que tengamos constancia de las relaciones exactas entre el cacique Guantanabo y los caciques de Çagua, Baraxagua y Baní, lo cierto es que encontramos por primera vez en Cuba una confederación de caciques liderados por uno de ellos. Su poder debió ser similar al de los famosos caciques de la Española Caonabo o Beecchio.

El cacicazgo de Guantanabo debía estar en proceso de expansión cuando los españoles arribaron a la isla, rompiendo con su devenir histórico. Probablemente, de no haber sido así el cacique Guantanabo hubiera terminado por dominar todo el este insular. Allí, en el corazón de la demarcación taína más importante, fundaron los españoles su primera capital, Santiago, situada, por cierto, a 60 kilómetros de la base naval estadounidense.

Sin embargo, los naturales desaparecieron totalmente, perdiéndose en la memoria el nombre del gran cacique taíno y de su extensa demarcación territorial. Cuando varios siglos después, exactamente en 1796, un grupo de colonos fundaron el pueblo de Santa Catalina le colocaron el apellido de Guantánamo en vez de Guantánabo, por circunstancias que desconocemos. Quizás una defectuosa transcripción del topónimo original o simplemente una conversión fonética de la m por la b. Desde entonces tanto el pueblo, como la bahía y la provincia se conocen como Guantánamo, pervirtiendo el topónimo original y el recuerdo del gran cacique taíno.

 

PARA SABER MÁS:

 

 

MIRA CABALLOS, Esteban: El Indio antillano: repartimiento, encomienda y esclavitud (1492-1542), Sevilla, Muñoz Moya Editor, 1997.

 

------ Las Antillas Mayores: ensayos y documentos, Madrid, Iberoamericana, 2000.

 

 

ESTEBAN MIRA CABALLOS

Comentarios  Ir a formulario

gravatar.comAutor: Manuel Emilio Del Monte Urraca

Dos temas históricos sin explicación. Jamás he entendido lo de la desaparición de la raza taina, y tampoco lo de la base norteamericana. Cuando vengas a Santo Dominog espero poder dilucidar estos temas con "vos".

Fecha: 24/12/2014 16:03.


gravatar.comAutor: Esteban

Hecho,don Manuel, cuando vaya a la isla hablamos detenidamente de esas y otras cuestiones. Un saludo.

Fecha: 30/12/2014 00:16.


Añadir un comentario



No será mostrado.